in

Chiste de Censo

Censo

El día del censo había llegado, un censista llega a una casa y pregunta:

— ¿Su nombre?

– Adán

— ¿El de su Esposa?

– Eva

— ¡Increíble! Por casualidad, ¿La serpiente también vive aquí?

– Sí, un momento, ¡¡SUEGRAAAA, la buscan!!!

Deja una respuesta

GIPHY App Key not set. Please check settings