in

Historia De La Terrible Confusion de un Amigo

Gafas - Lentes
Terrible Confusion

Esta es la historia de la terrible confusion que le paso a mi amigo.

Un amigo mío se fue de viaje a Italia sabiendo que su novia necesitaba unas gafas para la vista y encontrando la ocasión de comprarle unas muy bonitas y baratas, entró en una optica, después de ver unas cuantas, se decidió por una y las compro.

La vendedora se las envolvio y luego el pago la cuenta, pero al marcharse, en lugar de coger la caja con gafas, cogio otra muy parecida que habia al lado que contenía unas bragas, que seguramente alguna cliente de las que había en la optica se acababa de comprar.

Mi amigo no se dio cuenta de la equivocación, asi que desde alli se fue directamente a correos y le envió la caja a su novia junto a una carta. La novia recibio el paquete y se quedo perpleja por el contenido, asi que leyo la carta que decía:

«Querida mía:

Espero que te guste el regalo que te envio, sobre todo por la falta que te hacen, ya que no tienes ningunas, pues las otras que tenias llevabas ya mucho tiempo con ellas y estas son cosas que se tienen que cambiar de vez en cuando.

Espero que haya acertado con el modelo, la vendedora me dijo que eran la ultima moda y me enseño las suyas que eran iguales. Entonces yo para ver si eran ligeras, cogí y me las puse alli mismo.

No sabes cómo se rio la vendedora, porque estos modelos femeninos, en los hombres quedan muy graciososo y mas a mi, que ya sabes que tengo unos rasgos muy alargados.

Una muchacha que estaba alli me las pidio, se quito las suyas y se las puso para que yo viera el efecto que hacian; las vi estupendas, me decidi y las compre.

Pontelas y enseñaselas a tus padres, a tus hermanos, en fin, a todo el mundo, a ver que dicen. Al principio te sentiras muy rara, acostumbrada a ir con las viejas, y mas ahora que has estado tanto tiempo sin llevar ningunas.

Si te estan muy pequeñas me lo dices, que si no te van a dejar marcas cuando te las quites para ir a la calle y todo el mundo va a notar que las tienes.

Ten tambien cuidado que no te esten grandes, no sea que vayas andando y se te caigan. Llevalas con cuidado no vayas a romperlas y sobre todo, no vayas a dejartelas por ahi y las pierdas, que tienes la costumbre de llevarlas en la mano para que todos vean tus encantos.

En fin, solo te digo que estoy deseando vertelas puestas. Este es el mejor regalo que podia hacerte, cariño».

Deja una respuesta

GIPHY App Key not set. Please check settings